Producto del tarifazo implementado por el Gobierno desde su llegada al Gobierno, la demanda eléctrica no para de desplomarse. La dinámica se da tanto en el apartado residencial como en el comercial.

El último informe de Cammesa arrojó que la demanda eléctrica de las industrias y comercios mostraron una contracción de 8% interanual en abril. Para los grandes usuarios que van por afuera de las distribuidoras, la retracción fue del 9%, lo cual representó alrededor del 20% del total de la demanda eléctrica del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM).

Embed

Además, en el total de locales y fábricas la caída fue de 8% interanual. Para los pequeños y medianos fue peor: demandaron 9,4% menos que en abril del año pasado.

En otro aspecto, el consumo de electricidad cayó un 9,6% durante marzo, en términos interanuales, y alcanzó el piso de 2014. Así lo informó por la Fundación para el Desarrollo Eléctrico.

En esta nota