En el presente trabajo, se analiza el impacto de la política gasífera neoliberal en CABA tomando como indicadores la demanda de gas natural de red (entregado por las licenciatarias de distribución) y la variación en la expansión del servicio público para todas las categorías de usuarios, así como específicamente para los sectores residencial, comercial e industrial. Los períodos estudiados y comparados son los tres años de gestión de Mauricio Macri con el mismo período inmediato anterior, esto es, 2013 a 2015, aunque partiendo desde 1995-1997.

La gestión de Macri destaca por haber logrado el peor registro histórico en expansión de la red de gas en CABA. Los porteños y las porteñas, como ha sucedido con el pueblo argentino en su conjunto, han sido estafados por el régimen neoliberal. La energía devino en mercancía con Cambiemos; la inseguridad energética y la crisis energética para la ciudadanía resultan inéditas e insostenibles.

Gas entregado

En 2018 creció 1,6%, retrocediendo marcadamente en relación al año previo que había crecido 22%. Respecto de 2015, las licenciatarias entregaron 17% más de gas natural.

Usuarios residenciales

Entre períodos, la incorporación de nuevos usuarios residenciales cayó un 52%. Se dejaron de sumar 14.572 usuarios. Cabe resaltar que 2016-2018 fue el trienio con la segunda menor expansión de la red domiciliaria de la historia para esta jurisdicción, aunque básicamente al nivel de la peor (1995-1997).

caba residencial.png

Usuarios comerciales

Entre períodos, la incorporación de nuevos usuarios comerciales cayó 184%. Durante la gestión macrista se desconectaron 2.642 usuarios, 1.713 más que en el mismo período anterior. El período 2016-2018 destaca por ser el peor trienio de la historia en expansión de la red de gas a nivel comercial en CABA.

Usuarios industriales

En 2016-2018 se perdieron 287 usuarios industriales, una desmejora del 299% en relación al trienio anterior. La gestión macrista fue la segunda peor marca desde 2001-2003.

Usuarios totales

Entre períodos, la incorporación de nuevos usuarios totales cayó un 61%. Se dejaron de sumar 16.506 usuarios. La gestión de Macri destaca por haber logrado el mínimo histórico en expansión de la red de gas en CABA desde 1995.

nuevos usuarios del gas.png

Conclusiones

Bajo una concepción popular y genuinamente democrática, "seguridad energética" se define como la disponibilidad de un suministro regular de energía a un precio asequible, mientras que una "crisis energética" es causada generalmente por la escasez del suministro energético o los aumentos de precios que afectan significativamente la economía y conducen al deterioro socioeconómico, industrial y productivo nacional.

La gestión de Macri destaca por haber logrado el peor registro histórico en expansión de la red de gas en CABA. Los porteños y las porteñas, como ha sucedido con el pueblo argentino en su conjunto, han sido estafados por el régimen neoliberal. La energía devino en mercancía con Cambiemos; la inseguridad energética y la crisis energética para la ciudadanía resultan inéditas e insostenibles.

El tarifazo del servicio público del gas de red y el incremento del precio del gas en boca de pozo no se trasladaron a una expansión de la red, expansión por cierto que debió haber sido récord en la historia para esta jurisdicción dada su magnitud y velocidad en su aplicación. Por el contrario, y como hemos demostrado aquí en base a datos oficiales del ENARGAS, este servicio público experimentó entre 2016-2018 el peor registro desde 1995. Al igual que sucede con el endeudamiento macrista, el tarifazo es odioso, ilegítimo e insostenible, violatorio del fallo de la Corte Suprema de agosto de 2016 y la Constitución Nacional.

Finalmente, es menester recordar que mientras la ciudadanía porteña no puede pagar este servicio público esencial y derecho humano hace ya más de un año, el régimen neoliberal -promovido y autorizado por el FMI- lo exporta masivamente a los países vecinos a precios más bajos que el pagado localmente.