El Bloque Justicialista presentó un proyecto de ley para declarar la emergencia tarifaria por dos años en los servicios de luz, gas y agua. En ese marco, la iniciativa de los diputados del sector consiste en determinar que las actualizaciones deberán regirse según la variación salarial porque el incremento "no está siendo razonable" con la delicada situación económica que golpea a los argentinos.

El proyecto consiste en declarar la emergencia tarifaria por dos años, desde el 1 de abril de 2019, con "tarifas justas serán las que no excedan el Coeficiente de Variación Salarial" con el objetivo de "morigerar las subas en las tarifas de los servicios públicos ante la impericia del Gobierno de no poder controlar las principales variables de la economía, como es el dólar".

En esa línea, destacaron que "las variaciones del tipo de cambio han incidido fuertemente en el costo y precio final de las tarifas de servicios públicos", lo que derivó en la "incertidumbre sobre el precio final de las facturas a pagar".

De este modo, argumentaron que la imprevisibilidad en el costo de los servicios y "las abruptas subas" de los mismos fueron las características de los tarifazos, con "consecuencias sociales importantes sobre la población en general".

En el proyecto, el bloque presidido por Pablo Kosiner remarcó que "el incremento en las tarifas no está siendo razonable con la compleja situación por la cual están atravesando las empresas y las familias", por lo que se hace indispensable declarar la emergencia.

LEER MÁS: Más tarifazo: aumentan transportes, luz, gas y combustibles

En esta nota