La solución presentada por el régimen neoliberal de que sea el Estado nacional quien absorba las deudas contraídas por las distribuidoras de gas, tras la marcha atrás del Gobierno de que sean los usuarios los que compensen la devaluación del peso, no puede ser admitida. Desde el Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), cuestionamos esta decisión y señalamos que la única salida pasa por la propuesta formulada por la senadora Cristina Fernández de Kirchner: las deudas consecuencia de la devaluación deben ser absorbidas por las productoras y las distribuidoras.

Como bien dice la ex Presidenta, el impacto de la mega-devaluación lo deben absorber las empresas, de la misma manera que fue hecho por los argentinos y las argentinas. Hay que recordar que las distribuidoras ganaron miles de millones de pesos todos los meses desde por lo menos enero de 2017.

Gas Ban (españoles) registró ganancias que crecieron 606% respecto de 2015. Y un 283% entre 2018 y 2017, en el primer semestre. Central Puerto (Caputo, dueño de dos distribuidoras de gas) y Pampa Energía (Mindlin, dueña de la productora homónima y dueña de TGS), tuvieron ganancias conjuntas que pasaron de 1.280 millones de pesos en 2015 a 11.355 millones en 2018 (+787%). Entre 2018 y 2017, +303%. En el caso de Tecpetrol, la productora de Techint, la que más creció en estos años, arrojó una ganancia de 425,8 millones en el primer semestre, contra una pérdida en el mismo período de 2017 de 737,7 millones".

En este sentido, el OETEC rechaza que sea el Estado quien cargue las deudas contraídas entre empresas. La dolarización de la energía fue convalidada por las empresas. En noviembre de 2017, firmaron contratos con el precio del gas en boca de pozo en dólares y aceptaron -todo con el aval del ENARGAS y del Ministerio de Energía- que los nuevos cuadros tarifarios a regir a partir del mes de abril de 2018 y durante dos años, portaran el componente del precio del gas en boca de pozo en dólares.

gas cuadro.png

En la imagen, la foto del momento en el que se suscribieron los contratos entre empresas y la aprobación por parte de las mismas de precios del gas dolarizados.

A propósito, "Aceptaron dolarizar el precio del gas en boca de pozo en los cuadros tarifarios, no solamente un hecho inédito desde la Convertibilidad, sino que además lo hicieron en un marco de tipo de cambio flexible. ¿Y el riesgo empresario? La administración Macri es la responsable de la mega-devaluación; y las empresas citadas de haber aceptado la dolarización del precio del gas en las tarifas.

Pero como la administración Macri es el Estado nacional y el Estado nacional se financia con los impuestos de la ciudadanía, avalar que sea este quien absorba la deuda es equivalente a su traslado indirecto al pueblo argentino. Por lo tanto, y en línea con la propuesta de la senadora Cristina Fernández de Kirchner, deben ser las productoras y las distribuidoras las que se hagan cargo de su riesgo empresario y sus malas pésimas decisiones del pasado.

En todo caso, si persiste el Poder Ejecutivo en su decisión de salvar a las empresas, proponemos se cancele la deuda con recursos de Alianza Cambiemos a través de un Fondo Patriótico. Otra opción sería que se embargue a las autoridades del ENARGAS, máxima autoridad competente responsable de haber dolarizado el precio del gas en la tarifa, enmarcado además en una ostensible cartelización y abuso de posición dominante por parte de esas mismas empresas.

SEGUÍ LEYENDO EN OETEC.ORG