A pesar de los exorbitantes aumentos, la dolarización de las tarifas y las millonarias ganancias de las empresas prestadoras, el servicio de luz empeoró de manera pronunciada en los últimos tres años. En el último año, la cantidad de cortes aumentó casi el 60% desde 2016, cuando el Gobierno inició su política en materia energética.

En diciembre de 2016 hubo un promedio diario de 83.093 usuarios afectados por cortes de luz a nivel de Edenor y Edesur. A pesar de los beneficios extraordinarios percibidas por ambas empresas ($ 5.195 millones), durante el mismo mes, pero de 2018, ese promedio trepó a 132.254 casos.

LEER MÁS: Volvió a bajar el dólar y se acerca a la banda inferior

Estas cifras representan un 59% de aumento, por lo que los usuarios totales afectados, pasaron de 2,5 millones a 3,5 millones (+39%). En tanto, la cantidad de usuarios afectados en el rango de temperaturas 28° a 31° se expandió un 45%, mientras que el promedio diario de usuarios sin suministro un 58% también para este rango.

Las estadísticas surgieron a partir de un informe del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo.

NOTA PUBLICADA EN OETEC.ORG

En esta nota