El Gobierno dictaminó cambios en la política energética que perjudicarán a los usuarios. Eliminó el descuento del 10% en las tarifas de gas para los que consumían menos que en otros períodos, aumentó el "recargo" para compensar a las empresas gasíferas, recortó la tarifa social para los sectores más vulnerables y modificó los beneficios para las "entidades de bien público", como los clubes de barrio o las ONG solidarias que colaboran con el Estado.

Según una Resolución firmada por el secretario de Energía Javier Iguacel, esta batería de medidas que entrará en vigencia el primero de octubre permitirá reducir hasta $ 2.350 millones de los gastos energéticos previstos para el 2019, por lo cual esa diferencia será afrontada por los usuarios.

Concretamente, quedó sin efecto la una bonificación del 10% en el precio del Gas Natural por redes y del Gas Propano indiluido por redes para todas las categorías de usuarios residenciales que registren un ahorro en su consumo igual o superior al 20% con respecto al mismo período del año 2015.

La Resolución 14 también elevó el valor del excedente de gas consumido por los beneficiarios de la tarifa social. La normativa mantiene la bonificación del 100% del "bloque de consumo base" que le corresponde a cada familia según la zona donde vive, pero ordenó que desde ahora deberán pagar 100% del precio del gas que consuman por encima de los metros cúbicos subsidiados. Antes, solo pagaban el 75% del valor del consumo extra.

Asimismo, se modificaron las "tarifas máximas" para las entidades de bien público, que eran equivalentes a las de la categoría "Residencial", con una reducción del consumo de 15% o mayor. Desde octubre, a estas entidades se les aplicará el cuadro tarifario para usuarios con reducción del consumo igual o superior al 10%.

Además, ante los inminentes aumentos anunciados para el mes que viene, se eliminaron los topes porcentuales de aumentos máximos previstos en comparación con las facturaciones del año anterior. Esos topes mitigaban el impacto de los tarifazos y prohibían cobrar incrementos mayores al 300% para los usuarios R1-R23; de 350% para la categoría de cliente R31-R33; de 400% para los R34 y de 500% SGP.

LEER MÁS: La pobreza generada por Macri todavía no se reflejan en las estadísticas

En esta nota