Muchos establecimientos quedaron en una situación complicada una vez que se aplicó el tarifazo a la luz y el gas dispuesto por el Gobierno nacional. No solo los usuarios residenciales recibieron este fuerte golpe, sino también comercios, industrias y todo tipo de actividad que fue afectada por un incremento que en muchos casos pone en duda su continuidad. La cultura no es la excepción.

Por eso, el Frente para la Victoria presentó un proyecto de ley para que exista una tarifa diferencial para los establecimientos artísticos y culturales. La iniciativa, presentada por el diputado Juan Cabandie, fija que los cines, teatros y centros culturales podrán acceder a una tarifa con hasta un 60% por de descuento, ya sea en el valor del kilovatio como el de la tarifa fija.

Según el legislador kirchnerista, "el Estado debe trabajar para que los establecimientos donde se desarrollan estas actividades" culturales "sigan funcionando". "La tarifa diferenciada ayudará para que estos establecimientos continúen abiertos", agregó.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Asociación Argentina del Teatro Independiente (ARTEI), la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales(ADET) y Espacios Escénicos Autónomos (ESCENA) y fue acompañado por los diputados Cristina Alvarez Rodríguez, Liliana Mazure. Sandra Mendoza, Nilda Carrizo, Mauricio Gomez Bull, Mayra Mendoza, José Ruiz Aragón, Julio Solanas, Juan Manuel Huss, Gabriela Estevez, Walter Santillán, Alejandro Ramos y Wado De Pedro.