El director de cine y docente de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), Javier Mollo, fue suspendido el pasado miércoles de su cargo tras haber sido denunciado por alumnas de la institución por acoso y abuso sexual. La casa de estudios le inició un sumario y Mollo ya no podrá dictar clases allí. El hecho ocurre a menos de un mes de que el politólogo, Dante Palma, fuera cesanteado de su cargo en la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) por las mismas razones.

Hace 18 años que Mollo estaba a cargo de la materia “Creatividad Publicitaria” dentro de la carrera de Publicidad en la UADE, ubicada en el barrio porteño de Monserrat. Tras recopilar el caso de cinco alumnas, la Universidad decidió iniciar un sumario. Sin embargo, se estima que alrededor de 30 personas fueron víctimas del director de cine. Muchas denuncias llegaron a partir de la página “Ya no nos callamos más” y de la casilla de mail abusosenuade@gmail.com, donde se acumularon testimonios de alumnas y actrices que trabajaron con él.

Los distintos relatos se cruzan en puntos en común que desnudan el modus operandi de Mollo: el uso de un falso carisma al principio, para luego dar paso al maltrato y finalmente la apelación a la victimización al quedar expuesto. En su discurso solía tratar de "loca" a su ex pareja o toda mujer que se animara a denunciarlo.

A partir de su posición de poder como docente, Mollo envolvía a la mujer en situaciones incómodas e irrespetuosas en frente del resto de los asistentes a su clase. Alumnas de primer año, que en muchos casos viven su primera experiencia universitaria, enfrentan a los 18 años un escenario de temor y desprotección en este tipo de situaciones de dominación.


Embed
DENUNCIA UADE 1

"Vos no sos nadie", "nadie te conoce", "yo te hice mujer", “vos tendrías que ser modelo","podría enseñarte cosas" son algunas de las frases que Mollo lanzaba hacia sus alumnas. En caso de que alguna optara por responder o repudiar los comentarios, el docente se encargaba de ignorarlas o menospreciarlas en clase.

"Mollo es simpático. Siempre entraba por ese lado, o al menos a mi me pasó así. Conmigo tenía comentarios que no eran para una clase, constantemente hablando de temas sexuales", contó a El Destape una de sus ex alumnas, quien cursó sus clases con 18 años en 2013.

"Cuando lo frené me dijo 'vos debes ser una frígida'", relató la mujer acosada, quien señaló que el docente se aprovechaba de las alumnas de primer año por ser nuevas en el ámbito académico. Las denunciantes coinciden en que ese fue uno de los factores que contribuía a no entender ni denunciar lo sucedido.

Por otro lado, la denunciante reveló la forma en que ese comportamiento se repitió a lo largo de la cursada: "Lo volví a encontrar al final de la carrera como tutor de tesis. Es una persona que no se cansa. Me hizo la vida imposible en las correcciones".

En ese sentido es fundamental la existencia de un ámbito de apoyo y contención para alumnos que sufren esta clase de acosos. Recién este año los directivos de la Universidad se reunieron formalmente con las alumnas y ex alumnas víctimas de Mollo para actuar sobre algo que sucede hace años. Ejemplo de ello es una denuncia correspondiente al año 2006: una ex alumna contó que a sus 21 años el docente la manipuló para que fuera a su casa, lugar donde se produjo el abuso sexual.

Embed
DENUNCIA UADE ABUSO 1
Embed
DENUNCIA UADE ABUSO 2
Embed
DENUNCIA UADE ABUSO 3

"Yo sentía que sí lo contaba iba a quedar en la nada y por eso no lo hice. Una en ese momento no se quiere jugar a que te reprueben una materia. Por suerte hoy pueden hablarlo. Yo hablé con la decana porque es una locura que tengan a ese docente frente alumnas de 18 años", concluyó la graduada de UADE.

El lunes y martes de la semana que viene se llevará a cabo un pañuelazo frente a la universidad para juntar firmas en favor de la implementación de un protocolo de acción para casos de acoso y abuso. La cita es a las 18 y la firma de la carta va a estar disponible hasta el miércoles 20 de junio.

Las alumnas de la facultad reclaman que la UADE cuente con un protocolo similar al de la Universidad de Buenos Aires (UBA) o al de la Universidad de San Martín (UNSAM), en donde preservan la identidad de las víctimas y respetan el contenido de las denuncias.

“Queremos que las autoridades de la UADE implementen el protocolo como el que tuvo que implementar la UBA o la UNSAM porque hoy es Mollo y mañana viene otro", denuncian las alumnas.

Por su parte, la Universidad reporta que existe una especie de instructivo, pero que no es un protocolo: “Nosotros tenemos procedimientos internos que incluyen un montón de pasos que en otros universidades se llaman protocolos". Según los directivos, la primera reunión se llevó a cabo el 24 de mayo, día anterior al feriado, aunque hay testimonios que acreditan que viejas autoridades estaban al tanto del tema.

“La universidad tomó un papel muy activo y en pocos días juntamos información. El procedimiento exige que luego esos registros pasen a rectorado. Allí se inició el procedimiento interno y se determinó la suspensión hasta nuevo aviso”, concluyeron fuentes de la UADE.