La ex canciller argentina Susana Malcorra se posicionó sobre la decisión del gobierno del presidente Mauricio Macri de pedir un préstamo de más de 57 mil millones de dólares al Fondo Monetario Internacional para intentar sostener la economía en medio de la crisis, y afirmó que ella “hubiera preferido” no hacerlo.

“Yo dije hace un tiempo que no era sostenible un endeudamiento en el tiempo, llega un punto en el cual hay que revisarlo. Para lograr los objetivos de sustentabilidad hay que tomar decisiones y lograr un consenso político que en muchos casos no se ha logrado. Personalmente, yo hubiera preferido que no tuviéramos que ir al FMI, estoy segura de que el Presidente comparte ese deseo”, sostuvo en diálogo con Crónica Anunciada por El Destape Radio.

Embed

En este sentido, analizó que el Gobierno tenía una “necesidad de financiamiento”, pero que mientras se ponía el énfasis en la “reducción del déficit” también tenían “una serie de compromisos” con los sectores más marginalizados de la sociedad.

Esto, según Malcorra, “hacía que el déficit tuviera un límite en la celeridad con la cual se pudiera reducir” y “se sostuvo con financiamiento externo”. De esta forma, “el Gobierno decidió recurrir al FMI para dar un reaseguro”, sostuvo.

Embed

Por otro lado, planteó su postura sobre la prisión preventiva: “El abuso de la prisión preventiva es muy peligroso. Yo creo que parte de la sanidad institucional de un país y de la aplicación adecuada de la Justicia es el uso absolutamente necesario de la prisión preventiva”, consideró.

“En Argentina aún no hemos llegado a ese buen funcionamiento de la Justicia, es preocupante que se use esa institución de manera permanente como en muchos casos se está haciendo. Alrededor del 50% de los presos en las cárceles argentinas están con prisión preventiva. Eso es algo que debemos revisar y que llama la atención”, remarcó.

LEÉ MÁS: ASÍS REVELÓ CÓMO FUNCIONA EL BLINDAJE MEDIÁTICO Y ALERTÓ SOBRE UN DOCUMENTO SECRETO DEL FMI