Luego de que el presidente de River, Rodolfo D'Onofrio, "invitó" a Boca a jugar la segunda Superfinal de la Copa Libertadores, el club 'Xeneize' emitió un contundente comunicado como respuesta.

La entidad boquense evitó las declaraciones de sus dirigentes, pero sí se expresó por vías oficiales, donde informó sobre la ampliación de la presentación ante la Conmebol, que incluye material fílmico.

"Es importante dejar en claro que Boca fue a jugar el partido de vuelta de la Copa Libertadores, pero no pudo hacerlo debido a un brutal ataque al micro del plantel", apuntó el 'Xeneize' en un comunicado publicado en su web.

Y agregó: "Las víctimas de esta agresión fueron los jugadores y cuerpo técnico que se encontraban en el ómnibus de la delegación al momento que fue atacado cobardemente con piedras, proyectiles y gases".

En esa línea, reclamó que "se cumpla debidamente con el reglamento de la competencia" y puntualizó en los artículos "8, incisos 1 y 2; 13.2 incisos b), e) y f); y 18 inciso I)". El último punto de lo señalados refiere al cierre total o parcial del Monumental.

En tato que sobre el final, la entidad que conduce Daniel Angelici le lanzó un tiro por elevación al presidente de su clásico rival. "Por último, la comisión Directiva del Club Atlético Boca Juniors hace un llamado a todos sus socios e hinchas para evitar las confrontaciones y no responder a las provocaciones y que pretenden desviar el foco del reclamo de nuestro club", sentenció el comunicado.