A horas de la reunión que tendrán los presidentes de Boca y River, Daniel Angelici y Rodolfo D'onofrio respectivamente, junto con su par de Conmebol, Alejandro Domíguez, todo indica que el partido revancha se jugará, pero es muy complicado que sea en el Monumental.

La decisión sería ratificar el encuentro, aunque castigar al "Millonario" sacándolo de su estadio.

Incluso, hasta se baraja la chance que sea en Paraguay, tal como indicó el comandante de la Policía Nacional de ese país, Walter Vázquez, en declaraciones formuladas a AM 730: "Estamos trabajando en la organización para ver cómo será el operativo. Sería el 9 de diciembre en Asunción".

Más allá de sus declaraciones, no hay que descartar que el partido, que todavía debe definirse si será con o sin público, se dispute en el Interior del país, tal como pretende la Asociación del Fútbol Argentino.

En esta nota