Juan Pablo Piccardo, director de Subtes de Buenos Aires (SBASE), justificó hoy la compra de coches de 35 años de antigüedad para la línea C del subte, y le respondió a Florencio Randazzo, quien había criticado la antigüedad y el valor pagado por cada vagón.

El titular de SBASE dijo que línea C funciona desde hace tiempo con una flota de coches usados de una marca particular, y que la reciente compra se justifica para ir hacia un "esquema monoflota", lo que facilita su "mantenimiento".

"Todas las líneas tienen que ir a un esquema monoflota, tener una marca por línea, porque si no es muy difícil el mantenimiento", aseguró en contacto con radio Vorterix.

"Para algunas líneas de menos prioridad que la A y la H se decidió una estrategia de comprar coches usados en muy buen estado", añadió

Además, le retrucó a Florencio Randazzo, quien había lanzado duras críticas sobre la compra de vagones para la línea C. El titular de la empresa estatal dijo que cuando el Gobierno nacional manejaba los subtes se compraron vagones idénticos a los que adquirió la actual gestión, un 30% más caros.

"Lo único que tenemos para comparar son los coches de la línea A que compró el Gobierno nacional que costaron 2.3 millones de dólares cada uno, y los mismo coches que estamos comprando nosotros cuestan 1.750.0000 dólares", aseguró Piccardo.

El ministro de Interior y Transporte había dicho que "viejo son los trenes" que Macri "compró para el subte" en la línea C. También había cuestionado el valor que la Ciudad pagó por ellos.

El titular de SBASE negó los dichos de Randazzo y dijo que en el Gobierno Nacional compraron los mismos vagones de subte al mismo proveedor "un 30% más caro".