El mal funcionamiento del subte en la Ciudad de Buenos Aires es conocido por todos los usuarios que a diario sufren sus desperfectos. Es por eso que, a través de la información oficial disponible en el sitio del Gobierno de la Ciudad, surgió un informe que revela su estado con números precisos.

El trabajo fue realizado por el equipo de Subte.data, quienes analizaron las fallas que tuvo el servicio de la Línea E durante el 2017.

En ese año observaron "que de un total de 120.282 trenes programados, 32.24% fueron afectados por algún tipo de falla (38.351). De ellas, 40,07% (15.366) correspondieron a Problemas Operativos (PO), 32,05% (12.290) fallas fueron por obras de renovación realizadas por SBASE (OS)".

Y contrariamente a lo que afirman desde el Gobierno en cada reclamo sindical, los Problemas Gremiales (PG) representaron solo el 12,47% (4.784) de las fallas anuales.

"Los meses de abril (10.68%, 4.095 fallas), agosto (10.42%, 3.997 fallas) y diciembre (12.68%, 4.864 fallas) registraron los mayores niveles de fallas y, en total, representaron el 33% del total de fallas del año", comunica el informe.

Las formaciones disponibles para el funcionamiento de la Línea E en todos sus horarios, sin tener en cuenta las que se consignan como “reserva” (trenes disponibles utilizados en caso de ser necesario), fue en promedio de 10,25. No obstante, en el Horario Pico ese promedio fue levemente menor: 9,92 formaciones programadas.


"Con esta disponibilidad de material rodante la mejor frecuencia promedio hipotética en Hora Pico pudo ser de 5’04’’, arroja.

En esta nota