El tan mencionado show de confianza e inversiones se convirtió hasta el momento en un shock de fuga de capitales. Según los datos que surgen del balance del Banco Central, en los primeros tres meses del 2016, la salida de dólares se incrementó hasta alcanzar los 3.300 millones de dólares, la cifra más alta desde 2009, cuando la crisis internacional impactó de lleno en la economía argentina, que cayó en recesión.

Embed

La compra bruta de dólares en el primer trimestre totalizó 4.300 millones de dólares. En tanto, se realizaron ventas por 1.011 millones, por lo que el saldo da 3.300 millones por debajo, según informó la entidad monetaria y que consigna Página 12.

La contracara de la fuga es el aumento en la toma de deuda en moneda extranjera, que ascendió de 1.935 millones en los primeros tres meses de 2015 a 5.496 millones. Dentro de este ítem se incluyen los 5 mil millones que Prat-Gay acordó con bancos para reforzar las reservas, los cuales se acreditaron en enero pero deberán ser devueltos cuando finalice el año. No se incluye en este reporte los 16.500 millones que se emitieron en bonos para pagarle a los fondos buitre y reforzar las reservas.

dolar

Esa nueva toma de deuda, principalmente a través de bancos y organismos internacionales, han permitido financiar no solo el déficit de la fuga sino también el ocasionado por otro item: el turismo.

Sucede que si bien la devaluación de diciembre fue de más de 40%, pasando de 9,8 pesos a 14 pesos, el dólar turista "sufrió" una apreciación menor, ya que con el 35% de recargo estaba en $ 13,23 cuando se levantó el cepo, por lo que el impacto fue menor. En total, se fueron 2.214 millones de dólares por este concepto solo en los primeros tres meses del año, unos 360 millones más que en el mismo período de 2015.

Esto ocurre, inclusive, con una mayor venta de dólares del campo, impulsado por la quita o disminución de las retenciones al agro y la minería. Según datos de la cámara que nuclea a las grandes exportadoras, CIARA-CEC, la liquidación de divisas por parte del campo aumentó un 58% comparando los primeros meses del 2016 con los del 2015. En total, fueron unos 8 mil millones de dólares que pasaron por el Banco Central, contra poco más de 5 mil millones del año anterior. Este ritmo de liquidación, sin embargo, se vio afectado por las inundaciones en el Litoral, que complicar el futuro de la cosecha.