Después de meses fuera del Gobierno, tras su salida del Banco Central a mediados de junio, Federico Sturzenegger rompió el silencio y contó el verdadero motivo de su partida. Habló de un "desgaste" por una "puja" con el Poder Ejecutivo, al que le echó la culpa de la disparada del dólar, que llegó cerca de los $42 en su peor momento.

El ex funcionario aseguró que, como no pudo "convencer al Central", o sea a él, "el Ejecutivo decidió avanzar de manera unilateral" y "ante el debilitamiento de la política monetaria, el tipo de cambio se disparó y se derrumbó el precio de los activos en pesos". Una "historia conocida", aseguró.

Sturzenegger sostuvo que los cambios en las metas de inflación "afectaron" la "credibilidad del Banco Central" por lo que "la crisis internacional encontró al país con una institucionalidad monetaria debilitada”, dijo a Clarín.

El ex titular del Central resumió que "para fin de enero, el spread de la deuda argentina respecto del de países emergentes se había cuadruplicado y en el primer mes luego del cambio de metas, las expectativas de inflación se deterioraron más de lo que lo habían hecho en el conjunto de los 15 meses anteriores" por esa pérdida de credibilidad de la entidad monetaria.

LEER MÁS: La expulsión de Sturzenegger, la primera de la crisis

Embed