Mesa Intercultural: una lucha de 10 años para borrar la herencia colonial de las aulas

El espacio provincial cumple una década de vida. Cómo se formó esta red que se propuso cambiar la cosmovisión que se enseña en las escuelas bonaerenses y de qué forma enfrentaron este ambicioso desafío.

22 de julio, 2022 | 00.05

Un grupo de representantes originarios identificaron hace 10 años que los contenidos que los chicos recibían en las aulas bonaerenses estaban atravesados por un prisma europeísta que dejaba de lado la cosmovisión originaria local. Y se propusieron cambiarlo, tejiendo redes y generando nuevos espacios de discusión. Se trata de la Mesa de Educación Intercultural de la provincia de Buenos Aires, cuyos integrantes lograron poner en discusión muchas de las prácticas arraigadas y heredadas del colonialismo. Desde 2012, llevan adelante distintos proyectos vinculados a la lucha por el reconocimiento de los pueblos originarios en las escuelas con profesores, historiadores, intendentes y artistas.

Este año, en el marco de su 10° aniversario, se propusieron intensificar sus actividades para potenciar sus derechos a partir de las políticas públicas. Su representante general, Mirta Millán, dialogó con El Destape para analizar el recorrido del equipo en este proyecto desafiante. "Empezamos a charlar sobre lo que nos estaba pasando, nos preguntamos qué cosas no se estaban cumpliendo en relación a nuestras demandas y todos coincidimos en que no había un trabajo de abordaje pedagógico en las aulas", recordó. Específicamente, se refirió a la "vorágine colonizadora" que muchos percibían y denunciaban en ámbitos privados y que necesitaban canalizar en un espacio en común que generara cambios concretos. 

Las problemáticas vinculadas a los pueblos originarios aún siguen vigentes, pero en 2012 el panorama era muy desolador. Había escasa información y pocas personas ponían el cuerpo a la situación para pelear contra la vulneración de los derechos de los pueblos originarios. 

A los fines de "no centralizar", lo primero que se le ocurrió a Millán fue militar a través de la educación no solo en el sentido literal de la palabra. Decidió relacionarse con organismos e instituciones para forjar una articulación con varios representantes de las distintas localidades de la provincia de Buenos Aires. "No siempre es con los municipios, depende de cada lugar al que llegamos y con qué redes institucionales nos vamos encontrando", explicó sobre su trabajo diario de tejer redes. 

Inmediatamente, empezó a tramitar varias propuestas con personas cercanas a su localidad, Olavarría. La gente fue sumándose a su iniciativa, que logró una buena respuesta entre los representantes originarios. Así, llegó a hablar directamente con los integrantes de la Defensoría del Pueblo de la Provincia. "Empezamos a charlar qué nos estaba pasando, qué no se estaba cumpliendo en relación a nuestras demandas. Todos coincidimos que no había un trabajo de abordaje pedagógico en las aulas, al contrario, que era una vorágine colonizadora y no se respetaban nuestras prácticas ancestrales", recordó a este medio. 

Con el correr del tiempo, la lucha por los pueblos originarios empezó a pisar fuerte en el terreno de lo educativo gracias al involucramiento colectivo, sumado al sostén por parte de la Defensoría. "Había una mirada privada desde la historia, no se respetaba la diversidad en las aulas. Se decía pero no se practicaba. Esta cuestión se perpetúa desde las efemérides, recalcando la violencia simbólica hacia nuestros pueblos", indicó.

Su objetivo primario es intentar que las premisas abordadas sean aplicadas en todos los niveles educativos: inicial, primario, secundario, terciario y universitario desde una mirada intercultural, teniendo en cuenta que cuentan con un amplio recorrido desde el año 2008. "Acompañamos a los docentes que plantean la situación en las aulas, en las demandas que hay y la vulneración de derechos cuando trabajan en la temática", resaltó. 

Todo el programa que pusieron en marcha empezó a ganar notoriedad en las aulas y entre los distintos profesionales que fueron incorporándose a la Mesa para formar un espacio de trabajo: docentes, artistas, historiadores, periodistas, entre otros, fueron protagonistas y se sumaron al desafío de abordar los contenidos desde una cosmovisión originaria.

Y como el espacio nació frente a una "vulneración de derechos desde lo ancestral, autónomo y de emancipación", el paradigma de todos los representantes en torno a este tema es claro: "La ciudadanía concebida como se dio en el siglo XIX o XX no es la misma. Los cambios son inminentes. Se siguen negando en algún punto las profundas raíces indígenas cuando en las aulas conviven con esa diversidad".

En lo que respecta a las últimas actividades, la pandemia les permitió experimentar con la virtualidad. Bajo esta modalidad, acordaron reuniones semanales y fijas con representantes bonaerenses. "Trabajamos ad honorem, destinamos nuestro escaso tiempo libre de acuerdo a las coyunturas. Adherimos a los atropellos hacia las comunidades", sostuvo Millán, quien celebró llegar a los 10 años. "A veces no es fácil y muchos se quedan en el camino de las buenas intenciones", reflexionó. 

Los desafíos que siguen latentes

A pesar de haber alcanzado su objetivo de instalar la diversidad cultural en la agenda de los distintos municipios bonaerenses, para Millán aún falta "muchísimo". "Tendría que haber una dirección de Educación Intercultural única y transversal; trabajo en las currículas de todos los niveles y modalidades; y proporcionar a los docentes originarios la posibilidad de que trabajen y se visibilicen", detalló.

Mirta Millán en uno de los encuentros realizados desde la Mesa Intercultural

"Los cambios son inminentes"

Lo que mantuvo viva a la Mesa de Educación Intercultural durante todos estos años, fue "ese espíritu autónomo", según explicó Millán. "Los cambios son inminentes", dijo sobre el proceso histórico, donde a los ciudadanos y ciudadanas argentinas todavía les cuesta reconocerse como pueblos indígenas.

"Argentina sigue negando en algún punto las profundas raíces indígenas, cuando ya el sistema de educación se está agotando por todos lados y las aulas conviven con esa diversidad", sentenció sobre la actualidad que vive el país con respecto a los derechos de los pueblos originarios.

La próxima actividad del organismo autogestionado será en el mes de septiembre: será un foro que se realizará de manera presencial en la ciudad de La Plata. Aquellas personas que se interesen y deseen intervenir con la Mesa de Educación Intercultural, pueden hacerlo a través del mail mesadeeducacionintercultural@gmail.com.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►