Las OMS pidió que la mayoría de las vacunas dejen de ir a los países ricos

La Organización Mundial de la Salud emitió un comunicado en el que le solicita a los países ricos que en lugar de pensar en dar una tercera dosis contra el coronavirus, las donen a países en inferioridad de condiciones.

04 de agosto, 2021 | 14.19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un contundente comunicado en el que le exige a los países ricos que suspendan "por lo menos hasta fines de septiembre" sus planes de otorgar una tercera dosis contra el coronavirus e instó a donar esas vacunas a aquellos Estados que tienen más dificultades en el acceso.

"Necesitamos cambiar las cosas urgentemente: que la mayoría de vacunas dejen de ir a los países ricos para que vayan a los pobres", declaró en
conferencia de prensa el director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus. 

“Entendemos la preocupación de los gobiernos por proteger a sus poblaciones de la variante delta, pero no podemos aceptar que los países que ya han utilizado la mayoría de los suministros de las vacunas utilicen todavía más mientras que las poblaciones más vulnerables del mundo siguen sin protección”, declaró

En este sentido, sugirió que la suspensión de esta eventual vacunación de refuerzo que están contemplando los países con mejores economías debería darse "al menos hasta finales de septiembre" de modo en que se le permita "la inmunización de al menos el 10% de la población de cada país del mundo".

De los 4.000 millones de vacunas administradas en el mundo, más del 80% se aplicaron en países con ingresos altos y medios, que representan en conjunto a menos de la mitad de la población mundial, según precisó Tedros Adhanom Ghebreyesus. Los países ricos administraron casi 100 dosis por cada 100 habitantes, frente a 1,5 por cada 100 en los países con economías menos estables.

Para lograr el objetivo del 10% de la población de todos los países del mundo vacunada en poco menos de dos meses se necesita “la cooperación de todos, especialmente de las compañías y del puñado de países que controlan el suministro mundial de vacunas”. Para llevarle tranquilidad a países como Israel Alemania que ya iniciaron la administración de las terceras dosis o Francia y el Reino Unido que están pensando en replicar la iniciativa, el funcionario indicó que no hay evidencias de que una tercera vacuna mejore la eficacia de inmunización contra el virus.

De todos modos, en este contexto, laboratorios como Pfizer vienen insistiendo hace tiempo en que será necesaria una tercera dosis de la vacuna, algo que no cuenta por el momento con suficiente evidencia científica que lo sustente, tal como indicaron desde la OMS. El laboratorio, que la semana pasada elevó cerca de un 30% sus proyecciones de ingresos para este año, anunció que una tercera inyección administrada al menos 6 meses después de la segunda "provoca títulos neutralizantes contra la variante Delta".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►