Mar del Plata: rebelión comercial y un sistema de salud colapsado

La ciudad de la costa atlántica vive una rebelión de comerciantes que decidieron abrir a pesar de no estar habilitados por la fase 3 en un contexto epidemiológico que tiene al sistema de salud cerca del colapso.

03 de octubre, 2020 | 13.20

"Si o si se necesita una reactivación económica", esta frase podría ser del Secretario de Hacienda pero corresponde a la titular del área de Salud del Partido de General Pueyrredon, Viviana Bernabei, en una rueda de prensa que tuvo un especial tono de confrontación con el gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

La administración de Axel Kicillof, en el marco de la actualización de datos de fallecidos, reportó 160 muertos en Mar del Plata. Esto cayó como un baldazo de agua fría para el gobierno de Guillermo Montenegro que salió a cuestionar que dentro de esos datos hay personas que no residen en la ciudad y un 50 por ciento no estaban en los registros oficiales. “Vamos a pedir explicaciones”, enfatizó la funcionaria.

Además, la gestión local de Juntos por el Cambio criticó el sistema de fases y, si bien descartaron armar un esquema propio como Tandil, criticaron que se utilice una misma metodología para una ciudad de un millón de habitantes con otra de 25 mil.

En paralelo a la tensión política entre municipio y provincia, Mar del Plata vive una rebelión de comerciantes que decidieron abrir a pesar de no estar habilitados por la fase 3 en un contexto epidemiológico que tiene al sistema de salud cerca del colapso.

En ese marco, El Destape conversó con empresarios y profesionales de salud para tener una mirada integral respecto de una realidad convulsionada.

El presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastrónomica (AEHG), Avedis Sahakian, dijo que "la situación es insostenible, no podemos mantener los negocios cerrados, sin ventas ni facturación y al mismo tiempo pagar salarios, impuestos y proveedores. Es lógico este estado de desobediencia civil". "No soy epidemiólogo pero las empresas pagamos impuestos para que el sistema de salud responda, el problema es que hace 40 años la política solo pone parches", agregó.

Por otra parte, el Gerente del Shopping Los Gallegos, Marcelo Otero Lacoste, sostuvo que "la prioridad sigue siendo la salud pero no puede ser la única, hay que atender la cuestión económica. No hay dicotomía, es salud con economía".

En ese aspecto, Lacoste planteó que "los locales del shopping están sin facturar hace 7 meses, perdieron todo lo que invirtieron para la temporada otoño-invierno y eso empeoró todo". "Financieramente están todas las marcas muy comprometidas y nadie tiene un horizonte. No podemos seguir cerrados, hay 500 puestos de trabajo que dependen de eso y el sistema de fases ya no funciona", aseveró.

Bares abiertos al aire libre. Crédito: Romina Elvira (0223)

En contraposición con esta visión aperturista, el epidemiólogo Gonzalo Corral, manifestó que "los casos en Mar del Plata se amesetaron en un promedio de 300 por día y si se mantiene así estaríamos en el pico".

Corral trabaja en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) y en la Clinica Colón y explicó que "en relación a la ocupación de camas, estamos al tope". "Desatender las políticas restrictivas tiene que ver con la desesperación de la gente, es una situación muy difícil", añadió y proyectó que "es probable que en las próximas semanas cuando haya más calor y podamos tener más actividades al aire libre, posiblemente reduzcamos el número de casos".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►