La franqueza de Simone Biles puede ayudar a terminar con el estigma alrededor de la salud mental

28 de julio, 2021 | 17.47

La decisión de la gimnasta estadounidense Simone Biles de priorizar su bienestar emocional en los Juegos Olímpicos de Tokio contribuirá en gran medida a combatir el estigma de las enfermedades mentales, dijo el miércoles un experto en la materia.

Según Ben Miller, psicólogo y presidente de la fundación Well Being Trust, con sede en California, la salud mental ha sido marginada en la sociedad durante demasiado tiempo y los atletas que hablan sobre el tema deben ser aplaudidos.

"Otros atletas que podrían haber enfrentado problemas similares ahora sienten que está bien hablar al respecto. Hay algo muy poderoso en ese momento", dijo Miller en una entrevista.

"Siempre habrá detractores y personas que digan: 'Bueno, solo están poniendo excusas porque no se desempeñaron bien'. Lo que es una pena. Es un ejemplo de estigma".

Biles, quien ganó cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016, argumentó esta semana que su decisión de retirarse de la competencia por equipos en Tokio se debe a la presión por estar a la altura de las expectativas y la necesidad de proteger su salud mental.

Posteriormente, la estadounidense de 24 años también se retiró de la competencia individual.

Miller dijo que si bien los mejores deportistas tienen entrenadores que lo ayuden con el aspecto físico, la mente de una persona es parte de su cuerpo y debe cuidarse con la misma diligencia para que puedan manejar la presión de competir en grandes escenarios.

Esto es especialmente crucial para los atletas que tuvieron que enfrentar un retraso de un año de los Juegos Olímpicos debido al COVID-19 y que están compitiendo en medio de estrictos protocolos que los han dejado sin apoyo familiar y sin espectadores en las sedes en la ciudad anfitriona, Tokio.

"Todavía estamos en medio de una pandemia, así que hay toda esa desconexión social, no hay gente que te apoye, hay muchas cosas que el COVID ha amplificado o magnificado que creo que están debajo de muchas de estas cosas", dijo Miller.

"Entonces, creo que lo primordial es que se necesita tener a alguien que pueda abordar la salud mental. Si no lo tenemos, entonces es solo una fachada", añadió.

Miller destacó que se requiere que los atletas estén sanos mentalmente para mejorar su bienestar general, no solo por su rendimiento.

"Llevamos a estos atletas y los entrenamos para llegar al máximo del rendimiento físico. Les enseñamos, trabajamos con ellos, los presionamos, los desafiamos", dijo Miller.

"Y al no prestar atención a sus mentes, nunca sacarán tanto provecho de sus cuerpos. Y en algunos casos, en realidad podrían ser sus mentes las que limitan su capacidad para ser más afectivos".

Con información de Reuters

LA FERIA DE EL DESTAPE ►