Proponen un tope de precios para las comisiones de las apps de delivery

Un proyecto de ley estipula que no podrán ser mayores al 15% del valor de la compra, incluyendo el IVA. El objetivo es aliviar a los comercios y al bolsillo de los usuarios. Además, habrá más canales de comunicación.

13 de julio, 2020 | 20.28

La cuarentena las convirtió en la forma más extendida de realizar compras. Las aplicaciones de delivery son usadas para adquirir productos de almacén, carnicería, comidas preparadas, bebidas, farmacia, artículos de electrónica. Lo que se pueda ocurrir. Muchos notaron que pedir un plato por estas plataformas sale bastante más caro que hacerlo de forma directa. Una parrillada puede variar casi $500 entre una y otra modalidad. Por eso, en la Ciudad de Buenos Aires, donde más se utilizan las apps, avanzan en ponerle un tope a las comisiones que cobran estas empresas y que después se trasladan a los precios. Los beneficiarios serán los comerciantes pero también los consumidores. En tanto, se aguarda un debate también clave: la situación de los trabajadores.

Mediaciones en épocas de Coronavirus por Rechimuzzi

El proyecto de ley ingresó a la Legislatura porteña este lunes. Su autor es Santiago Roberto, diputado del Frente de Todos. La propuesta es clara: los honorarios y las comisiones no podrán ser mayor al equivalente al 15% del total del valor total de lo entregado, incluyendo el IVA. En caso de incumplirse la pauta, la empresa podrá recibir una sanción grave e incluso la baja del Registro Único de Transporte en Motovehículos y/o Ciclorodados, sostiene la iniciativa a la que accedió El Destape.

Pero además incluye obligaciones de las apps para con los usuarios, como ser un mecanismo digital y telefónico para reportar consultas o quejas o la devolución sin cargo de productos en caso de no estar conforme con los mismos, tanto para quien compre como para el comerciante.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

También se estipula que en caso de proceder con la devolución, se deberán reembolsar los cargos por servicio y entrega cobrados al usuario en los siguientes 30 días; y que en ningún momento la responsabilidad por la entrega, cambio o devolución de un producto recaerá sobre el repartidor. Las plataformas siempre deberán asumir los costos. Si la compra de alimentos listos para consumir tuvieran demoras adjudicables a las empresas, se les podrá reclamar a éstas importe total de la misma, el cual no podrá ser costeado por el trabajador.

Roberto argumentó que las apps se convirtieron en un factor central en la supervivencia comercial de pequeños y medianos emprendimientos durante la cuarentena. Lejos de la crisis económica que vive la mayoría de la población, estas empresas aumentaron la recepción de pedidos y pusieron a los comerciantes entre la espada y la pared: absorber los costos de la comisión exigida o trasladarlos a los precios de venta y perder clientes.

Las comisiones, sostuvo el legislador, oscilan entre un 25 y 35% más IVA por cada transacción, "importes que aniquilan la posibilidad de subsistencia" de los locales, "teniendo en cuenta que un comercio gastronómico bien administrado tiene una rentabilidad promedio de un 15-20% sobre su facturación bruta".

Ante esta situación, Santiago Roberto sostuvo que "al fijar un tope máximo del 15% en las comisiones que cobran las empresas a los locales este desequilibrio se podría revertir, sobre todo teniendo en cuenta que desde el gobierno porteño no hubo ninguna política que ayude a los comercios a sobrellevar esta crisis".

Además, los pedidos aumentaron alrededor de un 30% en los últimos meses, impulsados por compras tanto en supermercados y farmacias como en los pequeños y medianos emprendimientos gastronómicos de la Ciudad. Para estos últimos, el delivery es la única vía de comercialización. Pero también subió el volumen promedio de cada compra, alrededor de un 25%. Ganancias por donde se mire. Pero sólo para las apps, ya que ese crecimiento en los ingresos "no ha sido trasladado en beneficios para los/as repartidores/as".

El proyecto cuenta con la coautoría de los legisladores del Frente de Todos, María Rosa Muiños, Matías Barroetaveña y Claudia Neira.

En paralelo, en estos días se podría tratar un proyecto para regular el funcionamiento de las aplicaciones y su relación con los trabajadores. Vamos Juntos (Cambiemos en la Ciudad) propuso una iniciativa a medida de las empresas, ya que las consideraba como meras intermediarias. Sin embargo, después de un duro dictamen de minoría del FDT, el Ejecutivo porteño comenzó una serie de negociaciones para intentar llegar a un acuerdo. Las charlas comenzaron a fines de junio pero el endurecimiento de la cuarentena freezó su debate, que podría llegar el jueves 16 aunque todavía está por confirmarse. Esta nueva iniciativa, la del tope a las comisiones, funcionaría como un complemento. Un paso más. 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►