Juicio por María Marta García Belsunce: qué declaró Nicolás Pachelo

El vecino de la socióloga asesinada, hace casi 20 años en el Carmel, declaró en la octava audiencia del juicio. "No la conocía", sostuvo el imputado.

28 de julio, 2022 | 12.49

Nicolás Pachelo, principal imputado por el crimen de María Marta García Belsunce, asesinada hace casi 20 años de seis balazos en la cabeza en su domicilio del country Carmel de Pilar, declaró durante la jornada de este jueves por la mañana en la octava audiencia del juicio. Siguiendo la misma línea de sus dichos ante la prensa, negó tener algún tipo de relación con el homicidio en cuestión y dijo no conocer a la víctima.

Ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°4 de San Isidro, que lo juzga por robo y homicidio agravado, el vecino de la familia García Belsunce sostuvo: "Soy totalmente ajeno a las imputaciones, nunca tuve una discusión con María Marta. Nunca tuve un diálogo, no la conocía". La declaración comenzó pasadas las 11:30.

"Pasaba los cinco días por mi casa haciendo gimnasia, lo han dicho mi mujer y mi mucama. Si me tenía terror como dicen, tenía mil lugares para pasar en Carmel. No por la puerta de mi casa", se defendió. Y agregó: "Todos los testimonios que han dicho que ella me tenía terror, son de familiares y amigos".

Más allá de las declaraciones referidas a la familia García Belsunce, Pachelo también cruzó al empresario Mariano Maggi quien lo había acusado previamente de estafa. Incluso, habló de situaciones de violencia -el acusado le habría roto dos veces los vidrios de su concesionaria- y recordó que en una llamada, el acusado le dijo: "Si tuve los huevos para matar a mi padre, imaginate lo que puedo hacer con vos, matarte no me significa nada".

Sobre este tema, según fuentes a las que accedió Infobae, el imputado lanzó: "¿Qué tiene que ver la muerte de mi padre? Aprovecho ya que lo han traído acá. Por la muerte de mi parte, se llamó a la policía, vino a las 2:30 que lo encontramos, vino el fiscal, vinieron los peritos.... estaba yo, la mujer de mi padre y mi padrino, el hermano de mi padre". Y chicaneó: "Llamamos a la policía cuando mi papá se mató; no llamamos a la ambulancia ni impedimos que se llame a la policía, ni pusimos en la partida de defunción que murió en la cumbrecita de córdoba, no escondimos el arma. Lo mismo hicimos con mi madre".

Al mismo tiempo, negó haber secuestrado al perro labrador de la familia García Belsunce, llamado "Tom", por el que se hizo un pedido de rescate que no pagaron y nunca pudieron recuperar. "Nunca le llevé un labrador. O está mintiendo o está confundido. Le devolví un rottweiler que le había comprado. Le compré dos, uno se lo regalé a mi primo y otro se lo devolví porque era bravo y agresivo", dijo sobre lo expresado por Florindo Cometto, criador. Su declaración estuvo centrada, principalmente, en contestarle a testigos que lo vincularon a otros hechos previos al crimen del Carmel.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►