Investigan el abandono de dos niños traídos desde África en una comisaría de Bahía Blanca

El hecho ocurrió hace unos días y la denuncia ya fue radicada ante la Justicia de la ciudad.

24 de noviembre, 2020 | 23.49

La situación se dio el pasado 17 de noviembre, en la Comisaría de la Mujer. Dos hermanos menores de edad, que habían sido traídos a la Argentina desde Guinea Bissan en agosto del año pasado, fueron abandonados por el supuesto padre adoptivo según informaron fuentes judiciales de la ciudad. Se abrió una investigación para determinar la situación actual de los niños. Ninguno de sus pasaportes tiene registrada la fecha de ingreso al territorio argentino.

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

Según la denuncia que fue radicada ante la Justicia de Bahía Blanca, el hombre llegó a la dependencia policial "sujetando a los menores de ambos brazos, sin ningún miramiento, donde informó que era su deseo de entregar a los niños, desentendiéndose totalmente de las obligaciones paternas de cuidar, convivir, alimentar y educar". Al llegar al país se les cambió el nombre y ni siquiera tenían Documento Nacional de Identidad (DNI) provisorio o de residencia.

Además, teniendo información sobre el individuo en cuestión, señalaron que el hombre decidió mudarse a San Martín de los Andes, donde reside con su mujer y su hija biológica. En el documento, la Fiscalía General Departamental señaló: "El 21 de noviembre se recibió una denuncia proveniente de la Comisaría de la Mujer y la Familia de Bahía Blanca, donde dio cuenta que el 17 de noviembre se hizo presente un hombre, que residía en San Martín de Los Andes, para entregar a dos niños menores de edad de origen africano".

 

Lo que investigan las autoridades es si el hombre puede ser acusado por el delito de "incumplimiento de los deberes de asistencia familiar (Art. 1 y 2 inc B de la Ley 13.944) y un posible fraude a la Ley de Migraciones". Ante esto, intervino el Sistema de Protección Integral de Derechos de Infancias y Adolescencias de la comuna donde los dos menores de seis años quedaron alojados en un espacio de cuidado familiar alternativo.

Según la documentación de la Justicia, en manos del fiscal Marcelo Romero Jardín, el hombre resultaría ser el padre adoptivo de los menores, mellizos de 6 años y "refirió razones personales que dificultan su vinculación y sostenimiento de la vida familiar". Después de casi un año y medio con la familia, los chicos ya se encontraban participando en actividades escolares, deportivas y sociales. De todas formas, la familia no presentó los documentos que acrediten que se hayan completado todos los pasos legales para la adopción.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►