Una pastelera denunció que el chef Pablo Massey la acosaba en el trabajo

La joven llamada Trinidad Benedetti brindó su testimonio sobre su desagradable experiencia trabajando en La Pastelería de Pablo. 

02 de febrero, 2021 | 17.05

Una joven pastelera, llamada Trinidad Benedetti denunció públicamente al chef Pablo Massey por haberla acosado sexualmente cuando trabajaban juntos. La mujer en ese momento tenía 20 años y trabajaba en "La panadería de Pablo", el restaurant que fundó Massey en el barrio de Olivos.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

A través de las redes sociales, Benedetti relató lo que vivió hace cuatro años cuando trabajó en el restaurante:. Según contó en su relato, Massey la manoseaba durante su jornada laboral y todos los empleados lo tenían naturalizado.

Era su primer trabajo como pastelera, por lo que ella estaba muy emocionada, pero reconocía que estos tratos eran repudiables. Dos meses después de ingresar a la pastelería, logró conseguir otro empleo y se fue, pero con un dolor muy grande tras la violencia que sufrió. “Dejé sangre, cuerpo, alma y mi dignidad ahí”, afirmó la pastelera.

Benedetti contó que pudo hablar con algunas de las mujeres que trabajan junto a ella en la panadería: “Hablé con una de las encargadas, le conté y le dije textualmente: ‘¿Es normal que Pablo le toque el culo a las empleadas?’, y ella me respondió 'Sí. Tenés dos opciones: no hacés nada porque es un viejo gagá y todos los sabemos, o le pegás una cachetada. Las dos son válidas’. "Obviamente no le pegué", admitió.

La joven describe a sus días laborales como un temor constante. "Me la pasaba todo el tiempo nerviosa cuando escuchaba la voz de Pablo", reconoció Benedetti y contó que en ese momento, le había pedido por favor a los encargados- Nicolás Calderone y Rodrigo Da Costa- que no la dejaran sola con él porque la hacía sentir incómoda.

Como respuesta, los cocineros actuaron "muy impactados": "No lo podían creer y me dijeron que iban a tomar cartas en el asunto". Pero luego, Da Costa comenzó a agredir verbalmente a Benedetti: “Me dijo una cantidad de barbaridades que no me voy a olvidar nunca: que estaba loca, que era una maleducada, que si pensaba que Pablo me iba a agarrar y violar en la oficina. ‘Por favor mirate lo que sos, ¿vos te pensás que un chabón con la fama y guita de Pablo Massey se daría vuelta a mirar a una piba como vos? Pero, por favor, quien te pensás que sos”.

Finalmente, la joven repudió a cada uno de los hombres que la violentó durante su trabajo en La Panadería de Pablo y concluyó su descargo diciendo: "Pablo Massey me da pena. No se ni qué decirle, pero son personas que tienen llegada y fama, por eso tuve mucho tiempo miedo. Pero me pareció que ahora era un buen momento de contarlo para que dejen de manejarse con total impunidad”.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►