El martes por la noche los efectivos del Cuerpo Especial de Operaciones Policiales (CEOP) allanaron por más de 4 horas la sede de la Tupac Amaru en San Salvador de Jujuy sin ningún tipo de orden judicial y sin dar explicaciones. Ahora el centro se encuentra sitiado de policías y no dejan ingresar a nadie al lugar.

Los abogados de la organización se acercaron a la Justicia y el juez Pablo Llermanos no los recibió ni les explicó en qué marco se da el allanamiento.

LEE MÁS "Allanaron una sede de la agrupación Tupac Amaru"

“No hay una intervención formal, sino de hecho que implica el ingreso de autoridades del poder judicial, que no dieron ningún tipo de explicación, con la finalidad de hacer un allanamiento. Todavía no sabemos en el marco de qué causa es y ni que quieren encontrar. No nos dejaron ingresar ni nos dejaron participar, como correspondería”, denunció Paula Álvarez Carrera en comunicación con El Destape.

Embed

Apuntó que “no” fueron atendidos ni por el juez Llermanos, ni por el secretario ni por el fiscal” y detalló que durante la tarde de este miércoles “vallaron alrededor de la sede porque se había concentrado un grupo de compañeros y ahora no dejan ingresar a nadie”.

“Ni el fiscal ni el juez se detuvo a conversar con nosotros. No dieron ninguna explicación, fuimos al juzgado esta mañana y no obtuvimos ninguna respuesta formal. Claramente esta medida de extralimitó y se ha convertido en un acto absolutamente ilegal”, arremetió la letrada.

Embed
Tupac Aamaru

Y advirtió que “el juez Llermanos es de Instrucción y tiene competencia para investigar cosas antes del 2012 pero si está investigando algo actual, no tiene facultades para hacerlo”.

Desde la Tupac Amaru están evaluando cómo proceder en el plano judicial ya que se enfrentan ante un nuevo avasallamiento judicial el cual creen que está orquestado por el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.