La UTA cumplió su cuarto paro nocturno de colectivos en todo el interior del país, luego de un nuevo fracaso de las negociaciones con los empresarios del sector por un aumento salarial.

El paro se extendió al igual que el resto de la semana entre las 22 del jueves y las 6 de este viernes en todo el país con excepción del área metropolitana de Buenos Aires.

El jueves por la tarde finalizó con un nuevo fracaso la ronda de negociaciones entre el gremio de choferes UTA y los empresarios enrolados en Fatap.

Este miércoles ya había fracasado la primera audiencia: la medida de fuerza se originó por el no pago de un aumento acordado del 5,7 por ciento.

Embed

El trasfondo de este conflicto se encuentra en la decisión del gobierno nacional de eliminar los subsidios al transporte del Interior y la intención de trasladar ese costo a provincias y municipios. De esta manera, las empresas se niegan a pagar el aumento a los trabajadores con la excusa que para eso precisarán más fondos que el Interior tendría que pagar.

De aumentar el transporte en sintonía con la quita de subsidios, en ciudades como Córdoba el boleto podría subir de los actuales 17,22 hasta los 40 pesos.