La empresa Raizen, la operadora de la marca Shell en Argentina, anunció que a partir de la medianoche aumentó sus combustibles un 9,5% promedio en todo el país.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el litro de nafta V-Power pasó a costar $49.98; la formula super $43,36; la V-Power diesel $47,98 y $41,39 la formula Diesel.

Fuentes de la empresa informaron a Télam que las razones del incremento responden en primer lugar al impacto de la variación del tipo de cambio, y luego el precio del crudo del tipo Brent y la actualización del Impuesto a los Combustibles Líquidos.

El incremento será en promedio del 9,5% en todo el país, y de esta manera Raizen se adelanta a los reacomodamientos de precios en surtidores que se esperaban para las primeras horas de abril.