El 2018 estuvo marcado para el mundo Cambiemos por el escándalo de los aportantes truchos: una investigación de El Destape que reveló la utilización de la identidad de personas, en su gran mayoría, beneficiarios de planes sociales, para registrar falsos aportes de campaña y afiliaciones.

"No se es pobre solamente por lo que se gana a fin de mes. Esa es solo una de las dimensiones de la pobreza, la del bolsillo, y por supuesto, muy importante. La pobreza y ese núcleo duro de pobreza estructural tiene que ver con la libertad y la dignidad perdida", afirmó el Presidente.

Y agregó: "Comienza a bajar cuando hay un estado que se propone cambiar en serio. Se cambia en serio cuando se termina el clientelismo y el uso político de los pobres, la denigrante costumbre de pedirle que vayan a marchar o a votar por un favor".

Embed

La alianza Cambiemos utilizó la identidad de miles de personas pobres que reciben planes sociales, y las hizo pasar como financistas de su última campaña electoral, en una maniobra de lavado de dinero y usurpación de identidad sin precedente.

Pero eso no es todo: El Destape encontró que los supuestos aportantes también fueron inscriptos como afiliados al PRO, es decir, que también se falsificó su firma para la ficha de afiliación política.