El Senado inició una investigación por el ingreso de Joanna Picetti al recinto mientras hablaba Mauricio Macri en plena apertura de las sesiones ordinarias ante la Asamblea Legislativa.

Si bien la funcionaria macrista Laura Alonso intentó vincular a la mujer con La Cámpora de manera falaz, lo cierto es que es una diputada electa en 2017 por el espacio de Elisa Carrió.

Estuvo octava en la lista de 'Lilita' y con el 50% obtenido pudo ingresar. Sin embargo, sufrió una denuncia de su ex marido por maltrato infantil y no la dejaron asumir.

Hoy generó un escándalo a los gritos, estuvo parada durante toda la sesión y se cruzó con Gabriela Michetti y senadores y diputados de Cambiemos.

"No se puede ingresar sin acreditación especial. Picetti tenía una que la habilitaba. Todas las acreditaciones en la asamblea legislativa dependen de Senado y Casa Rosada", afirmaron fuentes de la Cámara Alta.

Según pudo saber El Destape, el Senado intenta averiguar cómo se le dio acreditación (cuando no estaba en condiciones de que se le diera una para el recinto) y además va a hacer una denuncia penal contra Picetti por "Atentado y resistencia contra la autoridad, artículo 241".

QUÉ PENA LE PUEDE LLEGAR A TOCAR

Según la ley, "será reprimido con prisión de quince días a seis meses el que perturbare el orden en las sesiones de los cuerpos legislativos nacionales o provinciales, en las audiencias de los tribunales de justicia o dondequiera que una autoridad esté ejerciendo sus funciones" y "el que sin estar comprendido en el artículo 237, impidiere o estorbare a un funcionario público cumplir un acto propio de sus funciones".

LA PALABRA DE PICETTI

La diputada que no asumió explicó a Infobae: "Nadie me ayudó. Pasé todos los controles con actitud. Diciendo que soy diputada".