El juez Sergio Moro aceptó tomar el control del Ministerio de Justicia del gobierno Jair Bolsonaro, quien asumirá como presidente de Brasil el 1 de enero. El magistrado fue clave para que el candidato de ultraderecha se imponga, ya que condenó a Lula Da Silva a 12 años de cárcel en una decisión que impidió que sea candidato, pese a que las elecciones lo mostraban como el claro favorito.

Embed

De acuerdo al diario Folha de San Pablo, el vicepresidente electo, general Hamilton Mourão, afirmó que las conversaciones con Bolsonaro para que sea ministro comenzaron "hace ya hace tiempo" y sostuvo que "el contacto se hizo durante la campaña".

El vice de Bolsonaro reconoció que los contactos con Moro comenzaron "durante la campaña"

De acuerdo con el general, el responsable de contactar al juez fue el futuro ministro de Economía, Paulo Guedes.

Moro fue el juez que condenó a Lula Da Silva a 12 años de prisión por la causa Lavajato, decisión que impidió que pueda presentarse como candidato presidenciales. Previo a los comicios, las encuestas mostraban al lider del Partido de los Trabajadores (PT) como el claro favorito a ganar las elecciones.