Sergio Massa confesó que el Gobierno de Cambiemos le mostró una carpeta de inteligencia con su nombre pero nunca se la dieron. Quienes lo hicieron fueron los funcionarios del ministerio de Seguridad Patricia Bullrich, Eugenio Burzaco y la cúpula de la Prefectura: "Ésta es la tuya", le dijeron, se la dejaron ver y la guardaron.

El 20 de julio de 2013, la casa de Massa en Tigre fue asaltada aprovechando que la familia no estaba en el hogar. Por el episodio está preso el Prefecto Alcides Díaz Gorgonio quien disparó a las cámaras de seguridad para ingresar al domicilio del que se llevó dinero, documentación familiar y pendrives con archivos.

Embed

Tiempo después de ese episodio, "cuando ya estaba este gobierno", el tigrense se reunió con Patricia Bullrich, Eugenio Burzaco y la cúpula de Prefectura. Según contó al diario Perfil, él y Malena Galmarini, su esposa, querían saber cómo funcionaba el sistema por el cual se ampara a los agentes que practican inteligencia.

"Cuando llegamos a la reunión, me cuentan que existían unas carpetas en la Dirección de Inteligencia Criminal, la Dinicri, y me muestran una de ellas. Me dicen “esta es la tuya”. Me la mostraron. Pero no me la dieron", confesó Massa.

Según analizó el líder del Frente Renovador, "hay un subsistema que sigue funcionando, tal como demuestra la denuncia de Alejo Ramos Padilla", una estructura heredada "de la dictadura, que quedó con células que funcionan alrededor de las fuerzas de seguridad".

LEER MÁS: Massa eligió entre Macri y CFK y sorprendió a Novaresio