Tras confirmarse que el cuerpo recuperado en el Canal de La Mancha pertenecía al jugador Emiliano Sala, la autopsia efectuada por los médicos forenses confirmó que el delantero argentino falleció por "lesiones en la cabeza y en el tronco", producto del accidente de avión que sufrió el 21 de enero pasado.

Además, se conoció que el cuerpo fue identificado a partir de sus huellas dactilares, luego de que el cuerpo fuera descubierto en el fondo del Canal de la Mancha, el domingo 3 de febrero. Brendan Allen, jefe del equipo forense, confirmó que en los próximos días el cuerpo estará en condiciones para ser repatriado a la Argentina.

Por otro lado, se informó que la Air Accidents Investigation Branch (AAIB) será la encargada de investigar por qué el Piper PA-46 Malibu se precipitó en el Canal de a Mancha cuando volaba desde Nantes, Francia, hacia Cardiff, Gales. Se estima que la investigación pueda demandar entre "seis y doce meses".

Ahora, los peritos deberán trabajar con las imágenes capturadas por submarino controlado a distancia, ROV, del avión, ya que los restos no serán rescatados debido a la dificultad que esto conlleva. Por otra parte, aún queda también el misterio por saber qué ocurrió con el piloto David Ibbotson, cuyo cuerpo no fue hallado y actualmente ni siquiera se está buscando.

En esta nota