El puente ferroviario Pichanal volvió a desmoronarse, en Salta, esta vez por el paso de una formación del Ferrocarril Belgrano Cargas que transportaba azúcar a Buenos Aires. El paso había sido arrasado por una crecida del Río Colorado hace casi dos años y fue rehecho por el gobierno nacional.

A casi dos años de su destrucción y y un año de su rehabilitación, una formación del Belgrano Cargas desplomó el puente. Trenes Argentino Cargas, el organismo estatal dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, aseguró que en el incidente quedaron atrapados 11 vagones cargados de azúcar, cuyo destino final era Buenos Aires.

El maquinista, identificado como Eduardo Aranda, logró desenganchar la locomotora y salió sin inconvenientes de la formación.

LEER MÁS: Imputaron al titular del Plan Belgrano por presuntas coimas

Ya se inició una investigación para conocer el motivo del colapso pero señalaron que en los últimos días hubo una crecida del Río Colorado que podría haber afectado. En el 2016, el puente cayó por este motivo y fue reconstruido por una empresa adjudicataria de una licitación de Trenes Argentinos Cargas para rehabilitar el paso en 2017, informó Télam.

"Trenes Argentinos Cargas esta la espera de los resultados del peritaje para determinar las causas y responsabilidades del incidente", dijo la empresa en un comunicado.

Embed

En esta nota