Los empresarios Cristóbal López y Fabián De Souza se entregaron a efectivos de Gendarmería Nacional, luego de que se dictara otra vez una orden de detención contra ellos. Es en el marco de la investigación por la presunta evasión impositiva de $ 8.000 millones de Oil Combustibles. El revés sucedió poco más de un mes después de que salieran de la cárcel.

López fue trasladado al Edificio Centinela en un móvil de Gendarmería y desde allí será llevado en las próximas horas al penal de Ezeiza, donde ya estuvo prisionero entre diciembre y marzo.

Por su parte, De Souza se entregó poco después y será alojado en la cárcel de Marcos Paz, donde ya estuvo detenido.

La Sala 1 de la Cámara de Casación pidió que los dueños de C5N sean arrestados nuevamente. Los jueces Gustavo Hornos y Eduardo Riggi decidieron que los empresarios deben llegar en la cárcel al juicio oral por la deuda tributaria de su compañía petrolera.

Los magistrados revocaron el fallo de la Cámara de Apelaciones, que había ordenado la liberación de los accionistas del Grupo Indalo. El recurso de casación había sido presentado el jueves por el fiscal ante la cámara, Raúl Pleé, quien lo argumentó con que existe riesgo de fuga. Si bien tenían cinco días hábiles, tomaron la decisión al día siguiente.

En su fallo, los camaristas le requirieron al juez federal Julián Ercolini que ejecute la solicitud de prisión preventiva. López y De Sousa ya tenían prohibida la salida del país por Ercolini.

Los empresarios ya pasaron 87 días en la cárcel de Ezeiza y salieron el 16 de marzo, cuando la Cámara Federal de Apelaciones determinó que su libertad no pone en riesgo la investigación contra el Grupo Indalo por la presunta estafa a la AFIP.

La resolución de Hornos y Riggi la tomaron en tiempo récord, el mismo día en que la City porteña experimentó una mini-corrida cambiaria. En dos días, el Banco Central debió sacrificar más de U$S 1.300 millones y aumentar 300 puntos básicos su tasa de interés de referencia para intentar contener la devaluación, con un acotado efecto, ya que el tipo de cambio marcó otro máximo histórico.

En esta nota