comScore

En el marco del fuerte incremento del dólar, otro verde que se disparó fue la lechuga. Junto a la rúcula, las verduras alcanzaron un momento histórico de cotización, con incrementos de hasta el 100 %.

La razón de la suba es producto del problema climática ocasionada por las fuertes lluvias de mayo. Mientras hace una semana el kilo de lechuga se podía conseguir en un monto de entre 30 y 40 pesos, hoy cotiza casi el doble: desde 70 hasta 150 pesos, según el barrio.

A raíz de las lluvias, muchos de los cultivos se estropearon e inmediatamente el precio del cajón se duplicó. Otras verduras que pasan por la misma situación son la rúcula, la espinaca y la acelga. Se espera que se mantengan en el mismo valor por los próximos dos meses. Con el agua, la verdura se pudre más fácilmente y resulta difícil quitarla y trasladarla.

Según lo publicado por el Indice de Precios al Consumidor (IPC) de marzo, el kilo de lechuga se vendía a $ 41,87, 12% menos del valor que registró en la medición de febrero, cuando se vendía a un valor de $ 47,69.