En medio de la crisis venezolana, el diputado nacional del Frente para la Victoria (FpV) Daniel Scioli pidió, a través de un "tibio" comunicado, no tomar partido por el presidente Nicolás Maduro o el autoproclamado Juan Guaidó, al tiempo que propuso que los países de la región oficien de "mediadores" para encontrar una solución pacífica.

Para Scioli, los estados de la región "debieran invitar al gobierno venezolano y a los grupos opositores a sentarse en una mesa para elaborar una hoja de ruta, que establezca objetivos, plazos y compromisos de las distintas partes".

En declaraciones a NA, el ex gobernador de Buenos Aires dijo que está "convencido de que hay otro camino distinto al del intervencionismo directo o indiferencia" en Venezuela. "Nunca, y esto nos enseña la historia, dio buenos resultados tomar partido por sectores internos en conflicto", subrayó Scioli.

De esta forma, el legislador del FpV tomó distancia del bloque que integra, encabezado por Agustín Rossi, que se expresó a favor de Maduro y aseguró que en el país caribeño hubo "un intento de golpe de estado".

"Creo que debemos apelar justamente a nuestra experiencia histórica como países de este continente para hallar una fórmula que ayude verdaderamente a Venezuela", analizó el ex candidato a Presidente. "Estoy convencido que esa salida puede venir de una instancia multilateral con el fin de promover conjuntamente la paz interior, el fortalecimiento de la democracia y las instituciones republicanas", señaló Scioli.