El sindicato de Aceiteros denunció el despido de 40 trabajadores en la planta de Cargill ubicada en la localidad de Alvear. Hace diez días la empresa comenzó a ofrecer retiros voluntarios.

"La gente no estaba aceptando, entonces indirectamente empezaron a amenazarlos diciéndoles que si no aceptaban iban a ser desvinculadas", afirmó Sergio Díaz , integrante del gremio aceitero, en diálogo con la ocho am 830.

Asimismo, el dirigente señaló la importancia de la empresa: "El año pasado fue la que más exportó granos y aceite a nivel nacional. Es una planta que cada vez exporta más, con un diferencial de ganancia enorme. Por consiguiente, no es una cuestión de dinero, es para doblegar la unidad gremial".

Ante la ola de despidos, el Sindicato de Aceiteros confirmó que la decisión empresaria obligó a un paro en las plantas de Cargill de Punta Alvear, Villa Gobernador Gálvez y Bahía Blanca.

En esta nota