Tiempo. Todo se resume a ganar tiempo. ¿Pero cuánto? El conflicto de los trabajadores y trabajadoras de YCRT será prolongado. Habrá momentos de avances y retrocesos. Esta semana fue relevante ya que desde la Cuenca Carbonífera, como desde las distintas localidades de la provincia de Santa Cruz, se le dijo al Gobierno nacional que la Gendarmería no tenía nada que hacer en YCRT.

La Gendarmería tenía la orden de llegar a Río Turbio para “prever alteraciones al orden público” (ver nota). El funcionario que presionó para que se enviaran casi 200 efectivos fue el Ministro de Energía, Juan José Aranguren, quien elevó el pedido a Patricia Bullrich a partir de la insistencia del senador Eduardo Costa. Por lo tanto, el instigador de la militarización de la Cuenca fue Costa, junto al interventor de YCRT, Omar Zeidán.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

En la asamblea realizada el miércoles por la noche, las trabajadoras y trabajadores esbozaron la posibilidad de constituir una comisión para prepararse ante posibles incursiones de las fuerzas federales. Por ahora no será el caso. La Provincia de Santa Cruz logró el repliegue de las fuerzas federales. Se ganó tiempo.

Durante la misma asamblea que finalizó a la 1 de la madrugada del jueves, las trabajadoras y trabajadores decidieron continuar apostados al pie del cerro, en el ingreso a boca de Mina 5, y planificar una movilización en Río Gallegos para el 15 de marzo, como así también medidas de fuerza en Puerto de Punta Loyola.

Leé el informe completo en Cadena del Sur - Agencia de Noticias

En esta nota