La administración del gobierno sanjuanino tomó la decisión de no hacerse más cargo de los presos federales. Lo que sucede es que hay 220 internos que son responsabilidad del Estado Nacional y que están alojados en 6 pabellones del Servicio Penitenciario Provincial, un edificio superpoblado que se ubica 5 kilómetros al Norte de la ciudad sanjuanina, en el departamento de Chimbas.

Desde que Mauricio Macriasumió la presidencia, San Juan dejó de recibir la plata de los reos vinculados al narcotráfico, la Trata y los delitos de Lesa Humanidad, entre otros. Entonces, se comenzó a inflar una deuda que tomó importantes dimensiones en los últimos dos años, ocasionándole un gasto extra de $3.000.000 mensuales, lo que en términos generales equivale a la construcción de tres casas del Instituto Provincial de la Vivienda.

Como esta situación era insostenible, desde el Ministerio de Gobierno sanjuanino decidieron no responder más por estos reos y romper un contrato nacional que se mantenía con el Ministerio de Justicia desde 2002. En ese acuerdo, la provincia cuyana se comprometía a pagar el 50% de los costos de cada interno, dejándole el resto a la Nación.

Pero esos fondos que deberían llegar desde Buenos Aires no fueron desembolsados en tiempo y forma, y eso obligó al gobierno uñaquista a romper relaciones con la gestión macrista, en este sentido.

Aunque Nación canceló parte de su deuda (por 2016 y 2017), pero sigue acumulando día con día nuevos números que, hasta esta parte, están por las nubes. Según confirmaron fuentes del Gobierno sanjuanino, aún queda un saldo de $55 millones por el pago de 2018 hasta octubre, cuando el costo por reo era de $700 por día.

Resulta que el dólar y la inflación, acumulada el periodo anterior, cambiaron ese número de manera estrepitosa elevando el costo por preso en más del 80%. Ahora, San Juan paga $1200 diario por cada interno (son 1550 personas que están alojadas en Chimbas) por lo que la deuda de Nación acumuló ya, desde octubre pasado hasta este enero, un total de $31.680.000

En la sumatoria de las dos deudas, la acumulada más la nueva que sigue inflando su número día con día, Nación debe $86.680.000, y todavía no da una respuesta por ese monto. En este caso, San Juan puede tomar la decisión de hacer presentaciones y pedidos a tribunales superiores para que se responda en consecuencia, sin embargo, ha decidido esperar.

Mientras tanto, desembolsa $1.860.000 diarios por cada reo, procesado o penado, que vive en superpoblación, en un predio que está al borde del colapso. Por eso, es que ahora está en plena etapa licitatoria para la construcción de un nuevo predio en Matagusanos, una localidad del departamento de Ullum, que se será una especie de cárcel vip, donde habrá hasta canchas deportivas.

*María Eugenia Vega Zalazar es corresponsal de El Destape en San Juan.