Después de casi tres meses de la Final del Mundial Rusia 2018, el ex entrenador de la Selección argentina Jorge Sampaoli rompió el silencio y dijo ser víctima de una "sociedad argentina exitista".

Sampaoli, que se fue eliminado de la Copa del Mundo en octavos de final, habló con el diario español Marca y reconoció que Javier Mascherano fue uno de los armadores del equipo, aunque aseguró que fue buscado por él y reveló que Lionel Messi fue de los que más sufrió por la derrota en Rusia.

El ex DT dijo estar "muy agradecido" con la AFA por la posibilidad de dirigir la Selección y analizó que el presidente de ese organismo, Claudio "Chiqui Tapia, también vive en este mundo de obligatoriedad, de necesidad, de inmediatez, en el que yo también estaba. ¿Qué le puedo reclamar a Chiqui si en parte es una víctima de la sociedad argentina exitista?".

Respecto a esta "sociedad exitista", Sampaoli criticó "que hay cambios de entrenadores todos los domingos, se quiebran procesos... Y para generar grandes cambios, así como en la sociedad, se necesita respetar procesos".

Por eso, pidió que "si no se gana la Copa América, hay que mantener el proceso, no romperlo. Ya basta de esta locura de que si no 'ganás', 'sos' un perdedor. Y no es así: si se cree, se puede ganar aunque sea más tarde. Pero hay que creer".

Además, el ex DT de la Argentina reconoció que, durante su gestión, Mascherano fue uno de los armadores del equipo pero por su habilitación. "Creo filosóficamente en la participación y en el compromiso. En el fútbol y en la vida. Nos juntamos para buscar soluciones", dijo.

En esta línea, argumentó que fue "una decisión honesta en pos de que Argentina prosperase como grupo. Busqué todas las maneras para involucrar al grupo, para tratar de que el jugador se sacase la mochila de no ganar".

Respecto al papel de Messi en Rusia 2018, Sampaoli reveló que "estaba muy comprometido. Leo sufría como ninguno la imposibilidad de ser. Le pesaba como al que más no haber podido trascender grupalmente". Sin embargo, "tener a Leo te obliga a no tener margen de error a la hora de ganar" y "a veces se puede y a veces no se puede".