El DT de la Selección argentina, Jorge Sampaoli, reveló cuál será la estrategia del equipo para vencer a Francia, pero no develó el equipo. Además habló de su continuidad.

"Tengo un contrato. Vine a un lugar que quería venir y mientras tenga la posibilidad de luchar por estar acá lucharé todos los días", así cerró la conferencia previa a los octavos de final el entrenador argentino.

En medio de los rumores que hablan de doble comando y dificultades internas, Sampaoli mostró su clara intención de seguir adelante, tanto en el Mundial como al frente de la Selección.

"Estamos confiados en la capacidad y la preparación que tuvimos. Más allá de las diferencias, Argentina tiene una gran fortaleza anímica que le va a permitir encarar el partido con mucha decisión y la decisión va a estar enmarcada en aspectos futbolísticos", apuntó.

Y más tarde reafirmó: "El sentimiento por la camiseta es muy fuerte y eso lo hace una Selección muy peligrosa para cualquiera. Mañana vamos a ver un equipo extremadamente decidido".

Si bien no quiso dar la formación para el sábado, el técnico sí habló de aspectos tácticos. "Sueño con una argentina con mucho corazón, pero sobre todo con juego. Si no controlamos el juego, el fútbol en sí, que es lo más importante de este deporte, va a ser un partido físico que no nos va a convenir", sostuvo.

Y remarcó: "Tenemos que apostar a tener un equipo que se instale en campo rival desde el juego y que, a partir de ahí, logre dominar a los rivales teniendo la pelota".

Sobre el elenco francés, Sampaoli aseguró que lo más preocupante es la "capacidad de sus jugadores", sobre todo "de mitad de cancha para adelante".

"Francia va a vivir de nuestra falta de precisión en el juego para contragolpear y aprovechar la velocidad por los costados. Los planes de juego tendrán que ver con planes que contrarresten las transiciones, pero todo lo maneja el juego", recalcó.

El entrenador también debió responder preguntas sobre su relación con Lionel Messi y la charla que tuvo sobre el final del encuentro con Nigeria con el capitán del equipo.

"Todo lo que yo hablo con mis jugadores es hermético y personal, no creo que tenga que hacer público por qué tengo una charla con un jugador. Había que tomar una decisión en el momento definitorio y yo se lo comuniqué", señaló.

Al tiempo destacó las virtudes del liderazgo de la 'Pulga'. "La particularidad del compromiso de Leo con sus compañeros está dentro del campo. Segundo, la claridad que tiene para ver el fútbol nos permite ver cosas que sólo ven los genios. Muchas veces es muy difícil estar a la altura de un jugador diferente como Leo. Hay que tratar de saber jugar con él y estar a la altura de él en diferentes momentos del juego", analizó.