El actor y humorista Enrique Pinti se mostró compungido por la situación económica del país y contó que por ser diabético, tiene que enfrentar grandes gastos de prepaga y medicamentos. Sus declaraciones tuvieron una fuerte agresión de todo el arco oficialista, incluidos periodistas y ex comediantes, como Alfredo Casero.

La frase que desencadenó la confusión fue cuando Pinti describió: "me llegaron 39 mil pesos de prepaga más la insulina que uso, que es importada porque así me lo mandó el diabetólogo. Me dijo que es la que puedo usar y me sale 36.000 pesos por mes".

Embed

"Fui mal interpretado. Yo dije que esta situación me llegó a mi que soy un tipo de buen pasar. Yo no soy un indigente", arrancó el humorista, entrevistado por el programa Intrusos.

Y contó: "A raíz de todo este escándalo a la gente se le despertó una cosa impresionante. Días atrás un viejito se me presentó en el teatro con un paquete (de insulina). Me dijo 'Esta es mía, pero como me la dan gratis me sobra'. A mí se me estrujó el corazón".

Y siguió: "Un día después una señora me dijo 'su medicación'. Ahí le dije que lo había arreglado. Lo arreglé porque me dijeron que era gratis. ¿Y yo que soy, un pelotudo? Durante tres años me caminaron. Y ahora me la van a dar gratis".

Para finalizar, aseguró: "La medicación es gratuita para todo el mundo. Que no te digan que es importada porque eso no existe". Y desilusionado, agregó respecto a su prepaga: "No creo que me devuelvan toda esa plata que pagué".

En esta nota