La crisis económica de 2018 aniquiló el poder adquisitivo de los trabajadores: según el INDEC, el salario creció casi 30% durante el año pasado. En contrapartida, la inflación durante el mismo período fue del 47,6%, 18 puntos más.

Frente Indice de Precios al Consumidor (IPC), las remuneraciones perdieron por 17,9 puntos porcentuales. Además, desde una perspectiva interanual que compare a diciembre contra el mismo mes del año anterior, el salario aumentó 29,7 puntos.

De esta manera, la retracción significó la peor disminución desde la megacrisis social y económica desde 2002. En aquel año, el alza inflacionaria había sido del 41%, mientras que la variación interanual del salario había reflejado una suba del 7,59%.

LEER MÁS: Guido Sandleris admitió que la inflación de febrero va a ser "muy elevada"

Según el organismo oficial, el índice mostró en el último mes del año pasado una mejora del 1,9%, mientras que el costo de vida fue del 2,9%.

Concretamente, los salarios del sector privado registrado aumentaron 30,4%, los del público 30,3% y los de la economía informal 29,7%.

En esta nota