La Selección local derrota por 5 a 0 a su par de Arabia Saudita en un partido que domina con claridad frente a la débil selección árabe.

Se terminó la espera. La Selección de Rusia enfrenta a Arabia Saudita, en el marco del partido inaugural del Mundial 2018 en el Luzhniki Stadium de Moscú.

Sin demostrar un gran juego, pero con superioridad sobre el elenco Saudí, Rusia se puso en ventaja con un gol de cabeza de Yuri Gazinsky, a los 12 minutos.

Embed

El local sufrió la lesión de Alan Dzagoev poco tiempo después, pero como si fuera un giro del destino, su reemplazante Dénis Cheryshev fue el encargado de poner el 2 a 0 sobre el final de la primera mitad.

Con todo volcado a su favor, el elenco local se dedicó a manejar sin problemas el encuentro durante la segunda parte y lo remató con un gol de Artem Dzyuba, también de cabeza.

Embed

La fiesta rusa terminó con una doble coronación para el disfrute de la gente: Primero, Cheryshev tomó la pelota sobre uno de los extremos del área y armó un visto remate para el 4 a 0; mientras que Aleksandr Golovin le puso la frutilla al postre con un preciso tiro libre.

Embed

Embed

En esta nota