Croacia clasificó a las semifinales del Mundial de Rusia 2018 luego de derrotar por 4 a 3 en los penales, luego de empatar 2 a 2 en el tiempo suplementario. El miércoles se medirá frente a Inglaterra.

En un partido con mucho suspenso, el Seleccionado de Croacia alcanzó las semifinales después de una durísima definición por penales que puso en vilo a toda Rusia.

El mejor jugador ruso durante la copa, Denís Chéryshev, fue el encargado de abrir la cuenta con un bombazo a los 31 minutos. Sin embargo, una serie de desinteligencias defensivas le permitieron empatar a Andrej Kramarić igualar de cabeza, nueve minutos más tarde.

En el segundo tiempo, los croatas arrinconaron al combinado local contra su arco, pero no encontraron la forma de quedarse con el triunfo en los 90 minutos y debieron afrontar un desgastante alargue.

En el suplementario todo parecía favorecer a Luka Módric y compañía gracias al gol tempranero de Domagoj Vida, a los 11 minutos del tiempo extra. Pero en la segunda mitad, un cabezazo de Mario Fernandes llevó la definición a los penales.

En los tiros desde los 12 pasos, los croatas fueron más precisos y también contaron con la suerte de su lado en una mala definición de Módric que se coló tímidamente en el arco. Sólo Mateo Kóvacic falló en la definición.

Por su parte, Fernandes no pudo mantener su condición de héroe y falló el penal clave de la definición, luego de que dos tiros antes había comenzado con el pie izquierdo Fyodor Smolov, y el elenco balcánico celebró su pase a las semifinales.

Embed

En esta nota