Japón sufrió hasta el final y cayó 1 a 0 frente a Polonia, pero finalmente logró avanzar a la segunda ronda gracias a la nueva regla del fair play. En el camino quedó Senegal. Así, los polacos se despidieron del torneo con una victoria.

Japón y Senegal quedaron igualados en todo: con 4 puntos, 4 goles a favor, 4 en contra y un empate entre sí. Por eso, definió la regla del fair play, que implica que avanzó el equipo asiático por haber recibido menos tarjetas en estos tres partidos.

El gol de Polonia:

Embed

Embed