Sin consenso vecinal, el proyecto 2276 para supuestamente “reurbanizar la villa 31”, avanza en la Legislatura y tiene preferencia para ser votado este jueves 11 de octubre. En un trámite express, donde se apartan de la vigente ley 3343 de urbanización y con un dictamen que el oficialismo firmó en soledad. Mientras los vecinos no saben cuanto deberán pagar por el m2 de tierra, en forma paralela, Larreta solicitó la concesión gratuita por 100 años a favor del estado nacional, para que dentro del polígono de la Villa 31, funcione una sede del BID.

El viernes 5 de octubre se emitió dictamen de la reunión conjunta de las comisiones de Vivienda, Presupuesto y Planeamiento Urbano. Con la salsa llena de vecinos y vecinas que no paraban de repetir que están a favor de la urbanización, pero que esta ley apunta a otro lado y temen por la vigencia del protocolo de desalojos forzosos emitido a principios de 2018. La oposición se hizo eco del reclamo y emitió un dictamen en minoría incorporando las modificaciones para atender los reclamos.

"La Secretaría de Integración Social y Urbana, área encargada de llevar adelante la reurbanización de la villa 31 y 31 bis, ha elaborado el proyecto de ley Expediente 2736-J-2018 a partir de una supuesta mesa ad hoc, ignorando por completo la Mesa según ley 3343 y su trabajo que debería ser en el marco de la Legislatura porteña según artículo 8", afirma el dictamen.

En otro de sus párrafos detalla: "Sin un proyecto urbano integral no puede realizarse un análisis cabal sobre la normativa urbana planteada ni garantizar que podrá llevarse adelante la radicación definitiva de toda la población del barrio dentro del polígono".

Asimismo, el dictamen recuerda que "ha recibido tratamiento parlamentario en forma paralela, el Expediente Nº2908-J-2018, de autoría también del Sr. Jefe de Gobierno, que propone otorgar una concesión de uso a TITULO GRATUITO, por el termino de cien (100) años al Estado Nacional, para el funcionamiento de la sede del BID respecto a una superficie ubicada dentro del polígono ocupado por las Villas 31 y 31 bis y afectado a su reurbanización".

Embed

Respecto del temor a ser parte de un negocio inmobiliario por el valor de mercado que tienen esas tierras por su ubicación, se recalca lo siguiente: "Los art. 55 y 56 del proyecto del Ejecutivo, habilitan el cambio de cargo sobre la vivienda, esto significa dejar de tener la condición de vivienda única y permanente, en desmedro del objetivo del proceso de urbanización y pudiendo generar procesos de desplazamiento de la población."

Durante las exposiciones, la oposición denunció las amenazas que vienen sufriendo los vecinos y vecinas que se expresan públicamente contra el proyecto del Ejecutivo y se realizó un pedido de informes de lo sucedido. El expediente judicial sigue su curso luego de la denuncia en ATAJO, contra un empleado del Gobierno de la Ciudad que dentro de la Legislatura, propinó amenazas a uno de los consejeros electos de la villa 31, porque se negó a firmar el dictamen de Larreta.

La oposición, conformada por los bloques Unidad Ciudana, el FIT, Evolución y AyL, se negó a acompañar el dictamen del Ejecutivo.

Mientras tanto, en el juzgado de Elena Liberatori se espera la resolución del amparo colectivo. Allí, se solicita que "se condene al Gobierno de la Ciudad a dejar sin efecto el comportamiento material ilegítimo en el que ha incurrido con relación a la urbanización de las villas 31 y 31 bis y/o bajo la denominación que aquel le asigne y bajo cuyo paño ha decidido, implementar acciones/trabajos/servicios/obras de urbanización, así como elaborar en forma inconsulta, un proyecto de urbanización y/o como se lo denomine –en adelante “el nuevo dictamen” – todo ello, en pleno desconocimiento del proyecto de urbanización oportunamente acordado por la Mesa de Gestión y Planeamiento Multidisciplinaria y Participativa".

La jueza ya emitió resolución donde da por válida la representación colectiva. Acepta que los vecinos que firman el amparo, lo hacen en representación de todo el colectivo, de todos los vecinos del barrio de la 31 y 31 bis. Ahora sólo falta que emite resolución respecto del fondo del planteo.

El jueves 11 de octubre, tiene preferencia para su tratamiento el proyecto de Larreta, que requiere de una doble lectura para ser aprobado. Los vecinos y vecinas, ya se están convocando para presenciar la sesión bajo la consigna: “ la villa 31 no se vende, se defiende”.