El presidente de River, Rodolfo D'onofrio, se mostró desafiante luego de volver de Paraguay, en donde no hubo acuerdo con Boca respecto a la realización de la segunda final de la Copa Libertadores tras la suspensión del último fin de semana, provocados por la hinchada Millonaria.

D'onofrio llegó a Mar del Plata para acompañar al plantel que conduce Marcelo Gallardo, que jugará este miércoles por las semifinales de la Copa Argentina contra Gimnasia y Esgrima de La Plata. Allí, el dirigente sostuvo una rueda de prensa en donde le dijo a su par Xeneixe: "Vamos a jugar, no tengan miedo".

Embed

Inclusive, D'onofrio puso en duda que los autores de la agresión al micro de Boca, que causó lesiones en varios jugadores de ese club, sean en realidad hinchas de River, pese a todos los videos en donde se ve a un grupo de personas con banderas y camisetas del Millonario arrojando cosas al vehículo.

"Ya no creo que sean hinchas de River, me gustaría saber quiénes son para echarlos del club. Y si no son de River, saber quiénes son", enfatizó D'onofrio.