El secretario general de la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) , Roberto Fernández, puso en duda que se convoque a un paro general de 36 horas por el ajuste y afirmó que el gobierno nacional se abrió al diálogo.

"Mientras que haya diálogo, el paro de 36 horas se puede anular", sostuvo Fernández en una entrevista con el programa Crónica Anunciada que se emite por El Destape Radio.

Embed

"Veo bien que él Gobierno se haya sentado para afrontar lo mal que están los trabajadores”, sostuvo el sindicalista.

Si bien reconoció que la crisis económica impacta el poder adquisitivo de los trabajadores, Fernández sostuvo que es "positivo" que el gobierno reúna a los sectores empresarios y a los sindicatos.

El sindicalista reconoció que hay enojo entre los trabajadores por la decisión de no convocar al paro. "Entiendo los problemas y los comparto, pero en un país quebrado no se puede pedir para que me den", sostuvo Fernández.

Además reconoció que el bono de fin de año será sólo para afrontar la pérdida del poder adquisitivo por algunas semanas. "Tenemos que sentarnos y buscar conversar si queremos garantizar la paz social y que el gobierno llegue hasta el final de su mandato. Es doloroso", reconoció.

El sindicalista agregó que "a este gobierno le tendríamos que haber hecho 40 paros, pero no funciona así, hay que seguir dialogando". Hace un día, en una entrevista también con El Destape Radio, Fernández había afirmado que estaba de acuerdo con el paro de 36 horas contra el ajuste.