El secretario general de SMATA, Ricardo Pignanelli, analizó la interna de la CGT y sentó las bases sobre las cuales se debe gestar la nueva conducción: "Quien lidere la CGT tiene que tener a los trabajadores atrás, pero no para extorsionar ni hacer maldades".

En diálogo con el programa Crónica Anunciada de FM La Patriada, Pignanelli se desligó de un posible nombramiento al frente de la central obrera: "Me veo con pocas posibilidades para conducir al movimiento obrero. La bendición para que yo conduzca la CGT tiene que ser de la clase trabajadora, no del gobierno".

Embed

Además, hizo referencia a los denuncias contra Hugo Moyano: "Si Moyano tiene algún problema con la Justicia, que lo arregle con la Justicia. A Moyano lo respeto porque hizo grande a su gremio". Aunque advirtió: "Considero que todos los sectores tenemos que estar adentro de la CGT, los Moyano también".

Por otro lado, el titular de SMATA aseguró que "la realidad nos está pasando por arriba, hoy nadie escucha a la CGT"; al tiempo que afirmó: "La conducción de la CGT se debe ejercer para aportar y que nos escuchen. Tenemos que tener un proyecto de trabajo y nuevas formas de hacernos escuchar".

Por último, el dirigente sindical reveló: "Nosotros nos fuimos de la CGT, no estamos participando del armado" y al ser consultado sobre las consideraciones oficiales del sindicalismo extorsivo se preguntó: "¿Y el gobierno nacional no extorsiona?".

En esta nota