La estadía de la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en la Argentina terminó este domingo con un susto, ya que el avión que la transportaba de regreso a Estados Unidos perdió combustible y debió retornar hacia Ezeiza.

Tras su participación en la reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales en el Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC) de Buenos Aires, la francesa se dirigió hacia el Aeropuerto Internacional de Ezeiza "Ministro Pistarini" para abordar el vuelo AA908 de American Airlines rumbo a la ciudad estadounidense de Miami, según informó la agencia Noticias Argentinas.

Sin embargo, poco tiempo después del despegue, a las 22:21, la aeronave sufrió una pérdida de combustible y una despresurización a la altura de Gualeguaychú. En cumplimiento de los protocolos de emergencia, el piloto del avión regresó a Ezeiza para realizar una revisión técnica en la pista.

Lagarde estuvo tres días en la Argentina, como parte de la reunión del G20 que preside la Argentina durante este 2018. Allí, la titular del Fondo se reunió con el presidente Mauricio Macri, con el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, y con el titular del Banco Central, Luis Caputo, en el marco del acuerdo con la Argentina que implica un préstamo de hasta 50 mil millones de dólares a cambio de un ajuste de al menos U$S19 mil millones en tres años.